viernes, 29 de junio de 2012

Sueños 2ª parte

A aquél que se convierte en Íncubo para entrar en mis sueños...


Íncubo es un demonio sexual masculino en la creencia popular europea de la Edad Media. Al igual que su versión femenina, súcubo, busca tener relaciones sexuales con los humanos, en su caso las mujeres. Las víctimas viven la experiencia como en un sueño sin poder despertar de éste, o en la propia vida real.


El término “incubo” significa: “me acuesto sobre ti” , Íncubo (del latín incubare, ‘yacer’, ‘acostarse’)


Mito
Dicen que el íncubo aparece en tus sueños sexuales sin que tú lo quieras ni dándote cuenta, nace como un ser humano corriente , él mismo no sabe que es un íncubo, solo busca saciar su sed de pasión para poder vivir, pues se alimenta como todo el mundo , pero tiene un instinto demoníaco que le hace recoger energía de sus víctimas femeninas al realizar el acto sexual.




Así el íncubo puede aparecer en la vida real mostrándose como un hombre o en los sueños como sombras o la misma figura humana que tiene en su forma antropomórfica.


Ese acto sexual con el íncubo, ya sea en sueño o en realidad, puede llegar a ser tan necesario que solo desee la mujer encontrarse y reencontrarse con él por lo buena que fue esa unión de cuerpos o por el contrario, si el íncubo esta falto de vitalidad succiona la energía corporal de la persona en el momento del sexo, de esta manera vive o se hace más fuerte. En casos extremos de acuerdo a quienes los estudian, puede llegar a darle un paro al corazón de la víctima e incluso matarla por la succión energética ocasionada, dejando a la víctima débil o enfermiza.

1 comentario:

Sheila Tejada dijo...

Hahahaha, esta espeluznante, no jodas, pero aparenta adictivo, me juego una fiebre por curiosidad.